¿Porque los live action «NO» funcionan?

¿Cuántas veces no hemos visto la noticia de que un nuevo live action esta adaptando un anime, videojuego o manga que nos encanta? apuesto a que has sudado frio al pensar en lo que puede llegar a pasarle a esa historia que tanto te gusta, porque si, los live action se han ganado la reputación de ser desastrosos en toda la extensión de la palabra.

El aumento de los live action.

Durante la ultima década, la cantidad de live accion que se producen cada año a crecido a pasos agigantados, sin embargo este crecimiento no se debe a un aumento en el interés del publico por ver este tipo de producciones, sino en la oportunidad que vieron los estudios cinematográficos y las grandes compañías de explotar franquicias populares.

Desde la infame Dragonball evolution que se convirtió en el referente máximo de como no hacer un live action, hasta el gran trabajo y el cariño que se puede sentir en las películas de Rurouni kenshin o las adaptaciones que hollywood nos a ofrecido los últimos años, nos damos una idea de que es lo que podemos esperar de estas producciones, en términos generales el numero de estas adaptaciones tienden a ser un 30% horrendas, 50% completamente olvidables, 8% buenas adaptaciones que superan a la media y me atrevería a decir que solo un 2% de los live action que salen al año son dignos de recordar, de recomendar y mas importante aun… de volver a ver.

Los problemas que enfrentan.

¿Pero cual es la razón de tan alto porcentaje de fracasos en una industria que basa sus proyectos en obras ya escritas, que ya demostraron cuales son sus puntos fuertes y sus debilidades y que a triunfado incluso fuera de tierras asiáticas como es el caso de Dragonball, shingeki no kyojin e incluso death note?

En realidad no es un solo motivo, sino la combinación de varios de ellos, para entender porque fracasan los live action es importante saber que ocurre cuando un estudio cinematográfico compra los derechos para poder hacer una pelicular o serie.

La productora que se va a hacer cargo de adaptar la franquicia no esta comprando la historia como tal, están comprando los derechos para usar el universo de dicha obra, lo que significa que pueden modificar, quitar e incluso agregar personajes, diálogos, lugares o cambiar por completo la historia.

El segundo problema es la poca o nula participación que tienen los creadores de la obra original, incluso si están lo suficientemente involucrados en el proyecto muchas veces su palabra no tiene el peso suficiente para evitar que algo sea cambiado en el producto final.

La tercera razón de la baja calidad de los live action se debe al bajísimo presupuesto que reciben la mayoría de estas producciones, por lo cual para poder generar ganancias tienen que recortar gastos ¿y por donde empiezan? Pues por los talentos, muchas veces contratando actores y actrices con poca experiencia, puesto que el presupuesto es bajo la compañía contrata actores menos experimentados y en ocasiones incluso rellenan con novatos que tendrán su primer papel en el cine o la tv, ¡o peor aun! en el caso de Dragonball evolution los actores fueron llevados a grabar con engaños y mentiras.

Si la historia que va a adaptarse ocurre en un mundo fantástico con magia o poderes sobrehumanos se opta por reducir la calidad de los efectos especiales, ¿cual es el resultado de ahorrar en esto? pues que se notan falsos, inorgánicos y contrastan demasiado con la imagen realista que tenemos el otro 90% de la película.

Sin embargo, el tener un bajo presupuesto no es la única razón del fracaso de los live action, grandes producciones han sido desaprovechadas por no saber llevar por buen camino la historia que van a adaptar.

El caso mas famoso de los últimos años fue sin duda «Death note» la adaptación de Netflix a uno de los animes mas populares dentro y fuera de Japón.

Difícilmente podrías arruinar esta historia, su mayor atractivo es la rivalidad entre «Kira» y «L», esta rivalidad se crea a partir del objetivo de Kira por eliminar a todos a los que el considera corruptos y los intentos de L por detenerlo y descubrir cual es su verdadera identidad, el choque de intelectos entre estos dos genios es lo que vuelve cada vez mas y mas interesante a este anime.

Si quitamos de la ecuación a los shinigami que en realidad no participan mucho en la historia, es en esencia un thriller de detectives puro y duro. Sin bolas de energía volando por todas partes o transformaciones que los convierten en monstruos gigantescos, lo convertía en un proyecto sencillo comparado con el intento de adaptación de Dragonball.

Aun así, Netflix opto por quitar todo lo que Death note hacia bien y lo relleno con 90 minutos de cualquiera de las tantas películas que tiene Destino final, dejándonos apenas algunos minutos de el verdadero Death note a lo largo de la película.

La dirección con la que conto tampoco le favoreció mucho, Adam Wingard, que si bien no era ningún novato al momento de dirigir Death note, no supo mantener la identidad de la historia que tenia entre manos, sus anteriores proyectos no se parecían mucho a lo que death note debía ser, con películas como «La bruja de Blair» (2016) y las dos pelÍculas de V/H/S (2012 y 2013) nos podemos dar cuenta que quizás fue su influencia la que le dio el estilo de pelicular de terror a una historia que no lo necesitaba.

Por el otro lado, tenemos un ejemplo mas reciente, de que incluso si cambias la historia por completo, puedes aprovechar el universo para crear una aventura interesante con personajes memorables, este es el caso de «Pokémon: detective Pikachu».

Bajo la dirección de Rob Letterman también director de obras como «El espanta tiburones» (2004) y «monstruos contra aliens» (2009), Detective Pikachu nos cuenta una historia diferente a la del anime que acompaña a Satoshi en su viaje por convertirse en el mejor entrenador Pokémon, con un reparto de actores que cuenta con nombres como Ryan Reynolds como Pikachu y Justice Smith como Tim Goodman, era de esperar que como mínimo obtendríamos una película con buenas actuaciones.

Detective Pikachu, sin ser una obra maestra, sabe usar los elementos que tiene a su favor el universo de Pokémon, mostrándonos una historia que nos provoca ese sentimiento de aventura tan característico de los viajes de Satoshi.

Como pensamiento final creo que se a desperdiciado muchísimo un genero que tiene muchas cosas buenas por ofrecer y que por culpa de un bajo presupuesto, por tiempos de entrega muy forzados, pésimas decisiones creativas y el mal manejo de la historia, han fracasado.

Sin mas que agregar me gustaría saber tu opinión, cual crees que a sido la peor película live action hasta ahora? cuéntame en los comentarios. ¡espero verte pronto otra vez!

Un comentario sobre “¿Porque los live action «NO» funcionan?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s